sábado, 11 de enero de 2014

Hombres casados o cazados ?

Verano del 2013... allí empezó todo. Justo acababa de mudarme a una ciudad de playa donde estaría trabajando unos meses. Tenía muchas ganas de empezar de nuevo y más, en un sitio de playa, donde todo parece que pase de una manera más mágica.
Creo que fue el destino o si no la unión de toda la energía del sitio que hizo que nos conociéramos.
Allí estábamos dos personas adultas con ganas de sentirse amados y con muchas cosas en común.
Todo fue muy rápido muy mágico, hasta el día que fuimos conscientes, más yo que él de que no podíamos seguir con aquella historia, que aunque fuera muy intensa y bonita, no tenía luz en el camino.

Él hombre casado con dos niños y con un matrimonio de 20 años en el que había desaparecido todo y yo una chica joven con toda la vida por delante con unas ganas inmensas de amar.

Estuvimos hasta hace apenas dos meses, viviendo nuestra particular historia de amor, a espaladas de todo el mundo, escondidos pero con una conexión tan intensa que creíamos firmemente que nos habíamos encontrado el uno para el otro. Emoción, cariño, aire fresco, diversión y por mi parte mucho amor...

Pero los problemas en su matrimonio pronto hicieron que aquellas veladas de emociones se convirtieran en sesiones de terapia hacia un hombre que no sabia muy bien que hacer con su vida, su mundo.
Cazado a un sentimiento de culpabilidad cada vez que no veíamos ya que creía que estaba haciéndole daño a sus niños.
Era tan grande el dolor que sentía cada vez que intentaba irse de casa que el mismo dolor le hacia volver, aunque sabía que su matrimonio estaba muerto, acabado, no quedaba nada.
Le daba la sensación de que abandonaba a sus hijos y eso como hombre y padre no se lo permitía.

Y yo allí esperando, aguantado y llevándome la peor parte, porque su total bloqueo mental no le dejaba avanzar ni para delante ni para detrás, pero Sofía siempre tenia que estar allí, sin recibir al final apenas nada de cariño hasta que dije que se acabó.

Según él sabe que su matrimonio tiene un fin y lo quiere hacer todo bien para que los niños sufran lo menos posible. Y por mi parte, solo busco un hombre que me quiera.. y él ahora no puede.

Tengo mis dudas de que sea capaz de dejar el nido familiar y es ésto lo que hace alejarme de él porque sé que voy a sufrir.

Puedo entender que sea muy difícil su situación ya que por el sentimiento de culpabilidad que siente por sus hijos se vea incapaz de abandonar de alguna manera,  pero ... como puede vivir una persona que no es feliz en su matrimonio y que todavía tiene toda la vida por delante para poder ser feliz???

 Son realmente hombres casados o hombres cazados?